Preguntas frecuentes Estudiantes Graduados

«Hay que construir una opción segura, que dé presencialidad en lo posible y estar atentos a la campaña de vacunación»

Publicado el 11-02-2021

Este miércoles el rector C.P.N Víctor Moriñigo participó de una reunión virtual con el Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en la que dialogaron sobre el Plan de Vacunación del personal docente y nodocente. Ésta, junto a otras acciones que está desarrollando la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), permitirá continuar los diálogos con los sectores gremiales y definir el plan de acción de este nuevo año académico.

¿Qué puede destacar de la reunión que mantuvo con autoridades de la Nación con respecto al tema vacunación?

En el encuentro virtual estuvo el presidente de la Comisión de Vacunación que depende de la Dra. Carla Vizzoti, secretaria de Acceso a la Salud de la Nación. Fue una reunión que se pidió desde el comité ejecutivo del CIN con el Gobierno nacional, para adelantar las últimas novedades con respecto al tema.

Como ya estamos próximos a iniciar el año y todas las universidades vamos a empezar el proceso de diálogo con los gremios docentes y nodocentes, queríamos tener la postura oficial sobre la provisión de vacunas. Queríamos saber cómo avanza la contratación de vacunas que según nos dijeron está siendo sin problemas, pero que la provisión de las vacunas es lo que constituye una dificultad. Los contratos están, lo que no está es la provisión de vacunas en el mundo en general.

¿Cuáles fueron los temas que se abordaron en el encuentro?

Se nos habló también desde el Ministerio de Salud sobre los distintos laboratorios que están contratados fehacientemente por el Gobierno, sobre la cantidad de vacunas, sobre en qué momentos están previstas desde los papeles, pero se nos aclaró que hay un problema al traer las vacunas porque hay un atraso general y hay mucha presión de los Estados por comprarlas.

Además se nos aclaró que la Nación realiza una priorización sobre los vacunados, pero que después hay un claro mandato de cada uno de los gobernadores. Desde Nación recomiendan un listado, envían las partidas a las provincias, pero hay una clara ejecución por parte de los gobernadores de cada provincia y pueden cambiar esa prioridad o hacerlo mixto, mezclando los grupos prioritarios. Pero se nos aclaró fuertemente que en el ámbito de la educación, las Universidades estamos contempladas, tanto docentes como nodocentes.

¿Qué destaca de lo hablado en la reunión y qué acciones se realizarán de ahora en más?

El sistema universitario argentino está dentro de la prioridad del sistema de vacunación. Esto fue necesario saberlo por pedido de los gremios, pero también de los rectores, porque tenemos que tener la información para poder empezar a dialogar en cada una de las universidades.

Lo que se dijo era muy similar a lo que veníamos consumiendo desde los medios, por eso como rectores sacamos un comunicado desde el CIN donde habíamos previsto una dualidad mixta para el comienzo, porque ya sospechábamos que no iba a haber la cantidad necesaria de vacunas para el comienzo del ciclo lectivo.

No obstante, creemos que necesitamos hacer el esfuerzo, porque a los protocolos los hemos cumplido bastante bien y hemos tenido experiencias muy buenas de presencialidad en prácticos todo el semestre pasado. Creemos que en este semestre, antes de que azote el invierno, debemos hacer un esfuerzo no sólo en la práctica, sino en algunas teorías y reforzando fuertemente la idea de que la Universidad puede, sin prohibir ni obligar, hacer un camino en el medio cuidado, donde cada docente tenga como opción salir del zoom de su casa y poder dar sus teorías aquí.

Sobre esto tenemos dos (2) restricciones, cuidar la salud de los docentes y estudiantes que estarán allí y además que las aulas no están preparadas para recibir a 100 o 200 chicos con un distanciamiento de un metro y medio, ya que no existen esas aulas. Entonces aquellas cohortes o comisiones de las carreras más numerosas deberán ir a la virtualidad, sin embargo, las carreras que no sean tan concurridas pueden venir al aula y creo que los docentes se sentirán más cómodos regresando al ámbito correcto para las dar clases.

La Universidad permanecerá abierta y vamos a construir en estos 40 días que quedan para el 1ro de abril las condiciones y las reglas de juego, para que cada docente que quiera venir sepa cómo y el que considere que no pueda venir por una cuestión numerosa, de riesgo o porque tenga estudiantes que sean de riesgo y no puedan venir, tenga en claro cómo podrán hacerlo.

¿Qué expectativas tiene con respecto al desarrollo del año académico y en lo que respecta a la gestión?

Yéndose el invierno y viniendo las millones de vacunas contratadas vemos con más esperanza todo después de agosto.

Espero que esta situación nos afloje un poco, para no estar tan a demanda de lo que sucede, porque te saca del eje de los objetivos que uno traía. La pandemia te propone una cuestión tan vertiginosa que siempre terminamos hablando sobre ello, para saber cómo volvemos, los protocolos, agilizar cuestiones, adaptarse a demandas o particularidades. Este febrero ha sido un mes de intenso trabajo, ya que todo el mundo demanda precisiones, sobre cómo se vuelve, cuándo, si hay protocolos, junto a esto estamos atentos a lo que se dice en Buenos Aires y también consensuando acá adentro.

No se pueden hacer las cosas como se hacían antes, pero tampoco se pueden dejar de hacer, porque sino la vida académica y administrativa cae. Somos un eslabón tan perfecto que si alguien no hace su trabajo, cae todo y con eso hablo de cuestiones administrativas, de los/as alumnos/as, los/as chicos/as que quieren rendir, el cobro de sueldos, la licitaciones, contrataciones de material, etc. Tenemos que estar atentos a estas situaciones y no desatender todo lo que la Universidad siempre hizo, como estar en los medios o colaborando con la gente fuera de la UNSL.

Ojalá este año nos demande menos atención la gestión del virus y nos podamos ocupar de nuestra gestión, de todos nuestros proyectos, para poder volver a constituir un desarrollo de la Universidad. Actualmente lo vamos haciendo con obras, pero no hemos podido viajar y para nosotros que estamos a más de 1.000 km es difícil estar en consideración, hacer llamar a los funcionarios, que nos llamen, que nos recuerden. Ojalá este año nos dé una tregua para poder seguir haciéndolo.

¿Cómo han avanzado los diálogos con los sectores gremiales de la Universidad?

Nos hemos reunido en charlas o reuniones informales en donde vemos que los gremios son muy prudentes, porque puede cambiar día a día cualquier cosa para mejor o para peor. Esto lo hemos transmitido a ellos y ellos nos cuentan sus posturas, que son las mismas que existen en nuestras casas o en nuestros grupos de amigos: gente que quiere volver a la actividad y otros que piden mucho cuidado para volver, porque tiene miedo, porque tiene enfermedades de base o porque la ha pasado mal y las dos (2) posturas son atendibles.

Hay que construir una opción segura, que dé presencialidad en lo posible y estar atentos a que si la campaña de vacunación no acelera y el invierno nos agarra de esta manera, quizá tengamos que volver a algo similar al año pasado y está esa posibilidad.

¿Qué le diría a los ingresantes 2021?

El ingresante es una población particular siempre, sobretodo este año porque presumimos que es un egresado 2020 que estuvo en una secundaria casi sin verse con sus compañeros/as. Entrar a la Universidad y seguir sin ver presencialmente a nadie es muy difícil. Por ello aplaudo el gesto de la Facultad de Ciencias Físico, Matemáticas y Naturales (FCFMyN) que ha realizado el trabajo y la logística desde el Decanato y la Secretaría Académica de hacer el ingreso de manera semi presencial.

Agradezco también a sus docentes que se han predispuesto a venir para que los/as chicos/as conozcan la Universidad, el edificio, las aulas y a sus compañeros/as y puedan así armar sus grupos de estudio, que son tan importantes. Es un ancla a la realidad, al no dejar de estudiar, a que te toque el timbre y estudie con vos a las 7 de la mañana. Hacer ese vínculo y recuperar algo de vida universitaria es muy bueno.

Al ingresante lo vamos a atender mucho para tratar de sostenerlo vía tutorías o consideraciones académicas. Este es un compromiso doble, porque los ingresantes nos han elegido mucho, hay una taza muy alta de estudiantes, somos la Universidad más elegida y mejor posicionada por los/as chicos/as y esto nos exige mucho más compromiso y que podamos darle en la medida que podamos un poco más de vida universitaria.

Etiquetas: 

Compartir